Reclama casi 300 euros por los conciertos celebrados en la Facultad de Informática

Libertad en la RED

La comisión organizadora del patrón de Informática no levanta cabeza con los últimos disgustos derivados de la celebración de esta festividad, que el pasado 26 de marzo reunió a más de 8.000 personas en el campus de Elviña. El nuevo rompecabezas con el que se han encontrado es que la Sociedad General de Autores de España (SGAE) les reclama cerca de 300 euros en concepto de derechos de dos grupos que animaron esta fiesta universitaria -Maryland y Stereotipos-.

Rubén Martínez, uno de los organizadores, explicó ayer que hace unos días les llegó un burofax de la SGAE en el que «se nos pedía el 10% del caché que cobraron estas dos bandas. Y, en el caso de que no hubiesen cobrado porque era una fiesta universitaria, que le teníamos que pagar el 10% de lo que costó el montaje del escenario y la iluminación y la producción».

Su sorpresa fue mayúscula, puesto que nunca les había pasado esto, y eso que ya tenían experiencia en organizar festivales musicales en el San Pepe. A todo esto se suma que no tienen dinero para abonar esta cantidad, «nosotros no cobramos entradas y la organización no ganó dinero con el San Pepe. Nosotros gastamos todo el presupuesto en la fiesta, y no sabemos cómo vamos a pagar a la SGAE. Además, si hubiésemos sabido que iba a pasar esto, o no contratábamos a esos dos grupos, o reservábamos una partida del presupuesto para pagar ese canon».

La SGAE se sorprende

Desde la Sociedad General de Autores de España se mostraron ayer dispuestos a solucionar este problema de la forma más cordial posible, y a dar todas las facilidades a los organizadores del San Pepe. También se sorprendieron de que nunca se hubiese pagado el canon de la SGAE en años anteriores, puesto que «siempre que se celebra un festival hay que abonar los derechos de las canciones».

De hecho, recomendaron a las personas que organicen eventos de este tipo, que tengan esto en cuenta, «y para no llevarse sorpresas incluyan en su presupuesto el canon que cobra esta sociedad». Dicha cuota está estipulada en un 10% del dinero que costó el evento, contando con los cachés de los artistas (si lo cobran), la iluminación, el montaje del escenario, el sonido y toda la producción en general.

Esta cantidad se abona si el concierto es de carácter gratuito y no se pagaron entradas. En el caso de que sí se hubiera cobrado por asistir a la actuación, la SGAE se suele llevar un porcentaje -normalmente también un 10%- del dinero recaudado.

Después de encontrarse con este problema, y de que el San Pepe de este año acabase con el rector de la Universidade da Coruña, José María Barja, prohibiendo la celebración de esta fiesta en las aulas de la Facultade de Informática; los miembros de la comisión organizadora del patrón han decidido dimitir.

Según confesó Rubén Martínez, no se sienten con fuerzas para volver a organizar una fiesta de estas características, que supone muchas semanas y meses de trabajo y esfuerzo, y que finalmente solo se traduce en una suma de problemas de todo tipo.

Fuente